Saltar al contenido

Que es el valor de un producto en marketing

junio 27, 2022

Respuesta a la entrevista sobre el marketing de productos

El reconocimiento de una marca como activo valioso es relativamente reciente. En los años 50, el éxito de las empresas y la elección de los consumidores se definían únicamente en función de la calidad y el valor del producto, no del nombre que figuraba en la lata, según el Atlantic. El auge publicitario de los años 60 convirtió las identidades de las empresas en nombres familiares, introduciéndolas en la conciencia pública a través del marketing. Los nombres de las marcas se convirtieron en una representación de características deseables como el diseño elegante, la durabilidad, el refinamiento, el servicio y la innovación.

Hoy en día es difícil imaginar que se tomen decisiones de compra sin que la marca entre en juego, ya que estamos inmersos en la cultura de la identidad y el significado de la marca. Nos fijamos reflexivamente en la marca de un artículo para determinar su valor. No es de extrañar, pues, que las marcas de hoy en día sean productos valiosos que se construyen, se cultivan e incluso se compran y se venden entre empresas.

Si su empresa se fusionara o fuera comprada por otra y ésta quisiera utilizar su nombre, logotipo e identidad de marca para vender productos o servicios, su valor de marca sería la cantidad que le pagarían por ese derecho. Se trata de un valor de marca basado en el mercado.

Cómo crear valor en el marketing

Este artículo tiene un estilo de citación poco claro. Las referencias utilizadas podrían ser más claras con un estilo de citación y de notas a pie de página diferente o coherente. (Abril de 2018) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

  Mejores universidades para estudiar marketing en el mundo

El valor en marketing, también conocido como valor percibido por el cliente, es la diferencia entre la evaluación de los beneficios y los costes de un producto por parte de un posible cliente en comparación con otros. El valor también puede expresarse como una relación directa entre los beneficios percibidos y los costes percibidos: Valor = Beneficios – Coste.

El concepto básico subyacente del valor en el marketing son las necesidades humanas. Las necesidades humanas básicas pueden ser la alimentación, la vivienda, la pertenencia, el amor y la expresión personal. Tanto la cultura como la personalidad individual configuran las necesidades humanas en lo que se conoce como deseos. Cuando los deseos están respaldados por el poder adquisitivo, se convierten en demandas.

Los cuatro tipos de valor son: valor funcional, valor monetario, valor social y valor psicológico. Las fuentes de valor no tienen la misma importancia para todos los consumidores. La importancia de un valor depende del consumidor y de la compra. Los valores deben definirse siempre a través de los «ojos» del consumidor.

Qué es el valor

¿Cómo se define el valor? ¿Se puede medir? ¿Qué valor tienen realmente sus productos y servicios para los clientes? Son muy pocos los proveedores de los mercados empresariales capaces de responder a estas preguntas. Sin embargo, la capacidad de determinar el valor de un producto o servicio para el cliente nunca ha sido tan importante. Los clientes -especialmente aquellos cuyos costes dependen de lo que compran- consideran cada vez más que las compras son una forma de aumentar los beneficios y, por tanto, de presionar a los proveedores para que reduzcan los precios. Para persuadir a los clientes de que se centren en los costes totales y no simplemente en el precio de adquisición, un proveedor debe conocer con precisión lo que sus clientes valoran y valorarían.

  Chelsea market de nueva york

Póngase, por un momento, en el papel de un cultivador comercial. Dos proveedores intentan venderle láminas de acolchado: finas láminas de plástico que se colocan en el suelo para retener la humedad, evitar el crecimiento de las malas hierbas y permitir que los melones y las hortalizas se planten más juntos. El primer proveedor se dirige a ti con esta propuesta: «Confíe en nosotros: nuestra lámina de acolchado reducirá sus costes. Le ofreceremos un valor superior por su dinero». El segundo proveedor dice: «Podemos reducir el coste de su película de acolchado en 16,83 dólares por acre», y se ofrece a mostrarle exactamente cómo. ¿Qué propuesta le parece más convincente?

Comercialización de valores

El panorama del marketing mundial cambia continuamente, y las empresas y organizaciones deben mantenerse al día con las tendencias en constante evolución para prosperar. Sin embargo, alinear las empresas con su valor único e intrínseco es una necesidad constante cuando se trata de dirigirse al cliente ideal de una empresa. Ahí es donde entra en juego el marketing de valores.

Cada vez más, las empresas basan sus estrategias de marca y marketing en un conjunto de creencias, retos o resultados particulares que están en una posición única para ayudar a sus clientes a superar. Esta conexión, basada en la entrega de valor, es una estrategia orientada al exterior que va mucho más allá de lo que una empresa vende. El marketing de valor se basa en la autenticidad y en generar el mayor beneficio posible tanto para el comprador como para el proveedor.

Las empresas que entienden las necesidades de sus clientes y pueden vincular los beneficios únicos y el valor económico que pueden proporcionar para ayudar están destinadas a tener éxito. Los compradores están cansados de que se les venda agresivamente a través de anuncios, trucos y promociones intrusivas. La llamada «ceguera publicitaria» es una lucha que los profesionales del marketing deben superar pensando de forma innovadora y adoptando nuevos enfoques de las tácticas tradicionales de marketing B2B.

  Mejores colores para marketing
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad