Saltar al contenido

Marketing de productos masivos ejemplos

junio 28, 2022

Ejemplos de marketing de nicho

Dado que el marketing es el proceso de crear, comunicar y entregar productos a los clientes con el objetivo de satisfacer sus necesidades, el propósito de una filosofía de marketing es identificar y satisfacer esas necesidades, así como los deseos y las demandas.

En contra de la creencia popular, no inventó este concepto, y tanto la producción en masa como las cadenas de montaje se utilizaban antes que él. De hecho, uno de sus ingenieros, llamado William «Pa» Klann, introdujo la idea a Ford tras visitar un matadero en Chicago e inspirarse en su llamada «línea de desmontaje».

Sin embargo, Ford y su Modelo T siguen siendo un buen ejemplo de la filosofía de marketing de la producción y el negocio de saber lo que sus clientes necesitan y ponerlo a su disposición produciéndolo en masa y haciéndolo ampliamente disponible. En 1908, el precio del Modelo T rondaba los 825 dólares, y en 1912 los 575 dólares.

A diferencia de la filosofía del marketing de producción, que se centra en la producción en masa de productos baratos, este concepto favorece los productos de alta calidad y sostiene la creencia de que a los consumidores no les importará el alto precio debido a la calidad.

Mercado objetivo

Puede que no pueda vivir sin su crema facial hidratante o que no salga de casa sin un diario. Las necesidades son diferentes para cada persona y cambian en función de una serie de factores como la edad, la ubicación geográfica, los intereses, la identidad de género y la ocupación.

  Departamento de trade marketing

Aunque un diario bien hecho está bien para anotar tus pensamientos, una necesidad se considera algo que la gente necesita para funcionar, como comida, agua, un cepillo de dientes, una cama para dormir, papel higiénico, etc. Las empresas recurren al marketing de masas para vendernos estos productos. ¿En qué consiste?

El marketing de masas tiene como objetivo hacer publicidad al mayor número de clientes potenciales. Esta técnica es muy popular entre las grandes empresas y es, literalmente, el polo opuesto al marketing de nicho. El marketing de masas se dirige a todo el mundo y suele centrarse en la venta de productos «imprescindibles» a un precio más bajo para conseguir un mayor número de ventas y obtener la máxima exposición de la marca.

Hoy en día, con tantas marcas que utilizan una publicidad inteligente para vendernos productos y servicios, los consumidores tienen una gran cantidad de opciones entre las que elegir a la hora de tomar una decisión de compra. El marketing de masas se aprovecha de ello, así como del tamaño del mercado al que se anuncian.

Marketing concentrado

El término «mercado de masas» se refiere a un mercado de bienes producidos a gran escala para un número significativo de consumidores finales. El mercado de masas se diferencia del mercado de nichos en que el primero se centra en consumidores con una amplia variedad de orígenes sin preferencias ni expectativas identificables en un gran segmento de mercado[1][2]. Tradicionalmente, las empresas se dirigen al mercado de masas con mensajes publicitarios a través de diversos medios, como la radio, la televisión, los periódicos y la web[3].

  Las 4 c del marketing

Los estudiosos han señalado que definir la naturaleza precisa del mercado de masas es problemático[4]. [4] Esta dificultad se debe, al menos en parte, a que los estudiosos prestan más atención al proceso de marketing de masas que al mercado de masas en sí. Además, el concepto de mercado de masas tiene distintos significados en diferentes contextos y ha evolucionado con el tiempo, lo que añade otra capa de complejidad[5].

un mercado de tantas personas como sea posible, no sólo de personas con mucho dinero o necesidades o intereses particulares [o] un producto que está destinado a ser vendido a tantas personas como sea posible, no sólo a personas con mucho dinero o intereses particulares.

Segmento de mercado

Hay un dicho: «Si hablas con todo el mundo, no hablas con nadie». Es cierto, tal vez más que nunca. Las campañas publicitarias y de marketing masivas hacen precisamente eso: se dirigen a todo el mundo. Por lo tanto, no pueden considerarse campañas dirigidas.

El marketing masivo no es adecuado para todos los productos o servicios. Los precios de las agencias de marketing, la falta de una orientación específica y la falta de enfoque en equipos concretos pueden hacer que el marketing masivo no dé en el blanco para los vendedores de hoy en día. Las herramientas de marketing modernas han evolucionado en capacidad y han disminuido en coste hasta el punto de que los mensajes de marketing pueden difundirse más lejos y más ampliamente que antes, lo que puede ser un arma de doble filo. Está muy bien llegar a mucha gente, pero a veces es mejor dirigirse a un solo grupo y hacerlo excepcionalmente bien.

  Cursos online marketing deportivo

Si puedes centrarte en un elemento del mercado, un subconjunto, y poner todos tus esfuerzos ahí, eso es encontrar un nicho para tu producto o servicio. Y el marketing de nicho, en el que se emprenden estrategias específicas para dirigirse exclusivamente a su público nicho, ofrece algunas ventajas clave. ¿Quién, qué, cuándo, dónde, por qué y cómo? Pues bien, vamos a sumergirnos en ello.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad