Saltar al contenido

Marketing en el punto de venta

junio 27, 2022

Actividades en el punto de venta

¿Qué es el marketing en el punto de venta y por qué se utiliza para las promociones y campañas de marketing en la tienda? Las siglas POS significan marketing en el punto de venta, un tipo de campaña de marketing en la tienda que puede utilizarse de forma eficaz e impactante para aumentar las ventas a los clientes e incrementar su gasto por visita en un entorno minorista. Si se aplica correctamente, una campaña en el punto de venta puede utilizarse para crear experiencias significativas para los clientes, crear conciencia de marca y generar un aumento de las ventas de forma natural sin ser invasiva.

Crear un stand de punto de venta que se dirija a sus clientes es una estrategia crucial a la hora de comercializar su negocio. Aunque las soluciones de punto de venta se ven más en el comercio minorista, otras industrias que implementan los puntos de venta en su gasto de marketing son el mercado de la automoción, el mercado de la horticultura y el sector de los viajes, por nombrar algunos. El éxito de una estrategia de punto de venta depende del momento oportuno, del diseño adecuado y, sobre todo, de que el mensaje utilizado en el diseño sea congruente con las demás tácticas de marketing.

Unterschied pop und pos

El marketing en el punto de venta (POS) se refiere a todos los esfuerzos realizados para aumentar las ventas directamente en el lugar donde se realiza la venta. ¿Qué pasaría si comprar y visitar su negocio se convirtiera en una experiencia para sus clientes? ¿Y si sus clientes salieran de su tienda sintiéndose mejor que nunca y compraran incluso más de lo que tenían en su lista de la compra? Exactamente. Este es el premio gordo para cualquier negocio y es exactamente de lo que trata el marketing en el punto de venta: diseñar una estrategia sobre cómo impulsar las ventas y atraer a los clientes directamente en su tienda. El marketing eficaz en el punto de venta no tiene por qué ser caro: compartimos con usted las mejores ideas para conseguir los máximos resultados con el mínimo esfuerzo y cómo inspirar a sus clientes con medios sencillos.

  Ventajas y desventajas del marketing directo

Una presentación eficaz de los productos será memorable y causará una impresión positiva en sus clientes. Una presentación clara de sus productos también proporciona una sensación de orientación y da a sus clientes una sensación de seguridad. La información relevante del producto debe llamar la atención de inmediato y ser claramente visible. La colocación selectiva y lógicamente estructurada de los productos aumenta la predisposición de sus clientes a comprar, por lo que constituye una técnica ideal de promoción de las ventas.

¿Qué es pos

Es normal estar confundido cuando se trata de entender la diferencia entre punto de compra (POP) y punto de venta (POS). No sólo suenan muy parecidos, sino que en realidad tienen muchas similitudes.

POP, o punto de compra, se refiere al lugar físico donde los consumidores deciden si compran o no un producto. El TPV, o punto de venta, se refiere a la zona específica donde se produce el intercambio de mercancías. Por ejemplo, el punto de compra de una barra de pan es una tienda de alimentación, mientras que el punto de venta es el pasillo de salida de la caja registradora.

Cuando decimos que el punto de venta se refiere a los puntos de interacción en la tienda entre el cliente y el producto, nos referimos a los revestimientos de los estantes, los expositores especializados en el punto de venta y el material promocional. De nuevo, el punto de compra es el lugar en el que un comprador está considerando la posibilidad de adquirir un producto, que precede a su decisión real cuando se dirige a la caja.

Mientras que el punto de venta incluye los revestimientos de los estantes, las marcas suelen asociar el punto de venta con los expositores para puntos de venta, que son expositores independientes y específicos que existen por separado de las referencias tradicionales de una marca en el pasillo. Estos expositores suelen ocupar espacio en el suelo de un minorista en forma de cubos de basura, expositores de pie o tiras de clips. La principal razón por la que las marcas incorporan los expositores de PLV en sus estrategias de venta es para aumentar el número de caras y la presencia de sus productos en la tienda.

  Terminos de marketing en ingles

Material pop

Hoy en día, cada vez más consumidores actúan de forma muy diferente: Para comprar ciertos productos ni siquiera se acercan a una tienda física, y si entran en una tienda suelen estar tan bien informados que un dependiente tiene poco servicio que añadir. Es normal que los consumidores naveguen mucho por Internet antes de comprar, mirando las valoraciones y reseñas de los productos, como en Idealo o Yelp, o en los sitios web de los fabricantes. Cada vez más compran en línea inmediatamente, en Amazon, por ejemplo, o en la propia tienda online del fabricante. En consecuencia, terceras partes especializadas se encargan de otras actividades que antes estaban vinculadas a los minoristas. DHL y otros transportistas organizan la distribución física y el pago se realiza mediante PayPal o tarjetas de crédito.

La digitalización del punto de venta no será suficienteNaturalmente, los minoristas de las tiendas no se quedan quietos ante esta evolución. Al contrario, están reaccionando empezando a «digitalizar» su punto de venta. Dependiendo de la categoría de producto, esto puede incluir medidas como la introducción de aplicaciones de compra, gestión de inventarios basada en RFID, programas de fidelización digitales, geofencing, navegación en la tienda basada en el smartphone, mapas digitales de localización de productos, probadores inteligentes y muchas otras nuevas tecnologías. Aunque estas innovaciones orientadas a los puntos de venta son una respuesta aparentemente válida a los actores puramente online, sólo abordan las consecuencias de la digitalización de forma superficial. Siguen sin abordar el verdadero problema subyacente: el creciente impacto de la digitalización en el propio consumo y no sólo en la mera transacción en la tienda. En lugar de preguntarse cómo puede aumentarse digitalmente el punto de transacción tradicional en una tienda física, los minoristas deberían preguntarse más bien cómo puede utilizarse la digitalización para aportar un nuevo valor a sus consumidores a lo largo de todo el proceso de consumo. Aquí es donde tendrá lugar la verdadera competencia en el futuro.

  Ade y marketing universidad europea
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad